5 Mitos sobre los Neandertales desmentidos

Nuestra comprensión de los neandertales ha cambiado radicalmente en la última década. Alguna vez se pensó que eran distintos y mucho menos inteligentes que los humanos modernos (básicamente seres idiotas que empuñaban garrotes y que gruñían), los neandertales se han vengado con estudios que demuestran que:

  • Son mucho más capaces de lo que les dimos crédito.
  • Muchos de nosotros tenemos ADN de neandertales.

Engañados por sus herramientas simples (palos) y su lenguaje simple (gruñidos) los hemos estereotipado como seres primitivos, pero esto no podría estar más lejos de la verdad. De hecho, según investigaciones recientes, los neandertales no eran menos inteligentes que sus contemporáneos humanos modernos.

Homo sapiensA la izquierda, neandertal, a las derecha, Homo sapiens.

Los neandertales habían vivido en Eurasia durante más de 300 milenios.

Después de un cuidadoso estudio de registros arqueológicos, científicos en los Países Bajos encontraron evidencia que sugiere que los neandertales eran tan avanzados en caza, armamento y cultura como nuestros antepasados. Según estos científicos, el malentendido se produjo porque la gente había estado comparando a los neandertales con sus sucesores, quienes tenían herramientas mucho más avanzadas, en lugar de sus contemporáneos. Lo que es como asumir que yo soy más avanzado que mis padres porque sé cómo utilizar un smartphone. Pero esto no significa que mis padres sean menos inteligentes que yo, simplemente menos capaces de funcionar en este mundo moderno y acelerado.

Mito 1: Los neandertales fueron nuestros antepasados directos

¿Somos descendientes de neandertales? Si hubieras hecho esa pregunta hace unas dos décadas, la mayoría de los expertos probablemente hubieran respondido que si, pero desde ese entonces nuevos datos e investigaciones muestran que nuestra especie, Homo sapiens, se originó en África durante los últimos 250.000 años a partir de ancestros no neandertales.

Nuestra especie se propagó desde África durante los últimos 60,000 años, y aparentemente reemplazó otras líneas humanas como los neandertales. Cómo sucedió este reemplazo - a través del conflicto o la competencia - aún no está claro, al igual que lo que sucedió cuando las poblaciones de nuestra especie se encontraron con los neandertales. Los estudios de ADN han encontrado que los neandertales provenían de una línea evolutiva distinta y, por lo tanto, a menudo se los conoce como los "primos lejanos" de los humanos. Sin embargo, la mezcla genética entre las dos especies que surgió como resultado del mestizaje indudablemente contribuyó a quienes somos hoy (aproximadamente el 2 por ciento del ADN en los genomas de las personas modernas con ascendencia eurasiática es de origen neandertal).

Mito 2: Los neandertales no vivieron con los humanos modernos

Alguna vez se creyó que los neandertales se extinguieron antes de la aparición del Homo sapiens. Sin embargo, evidencia arqueológica reveló que hubo un cruce de al menos varios miles de años durante el cual los neandertales y los humanos modernos caminaron juntos por la Tierra.

arqueológica

Los neandertales se desarrollaron en Europa durante los últimos 350,000 años bajo el efecto de la selección y la deriva genética, alcanzando su forma final hace aproximadamente 130,000 años. Este subgrupo de homínidos pobló Europa y Asia occidental hasta la llegada de los primeros humanos modernos, hace aproximadamente unos 45,000 años. Esta llegada coincidió con el comienzo del declive de los neandertales, un proceso que ocurrió en menos de 15,000 años y que aún no se comprende por completo.

Mito 3: Sus herramientas y armas eran más simples que la de los humanos modernos

Cuando nos imaginamos a los neandertales, se nos viene a la mente humanos con vello corporal excesivo y con piedras afiladas o palos. Sin embargo, nuevos evidencias arqueológicas sugieren que los neandertales dejaron de herencia algunas de sus capacidades de fabricación de herramientas a los humanos modernos. Otro estudio apunta que al igual que los Homo sapiens, los neandertales pudieron cazar a distancia.

Lanzar una lanza a un animal desde la distancia tiene ventajas significativas sobre apuñalar a un animal con una lanza a corta distancia. Es más seguro, hace que sea más fácil acercarse sigilosamente a un animal y no requiere atraparlo primero. La evidencia arqueológica previa ha demostrado que los neandertales utilizaron lanzas de madera para apuñalar a elefantes y ciervos a corta distancia. Ahora, los arqueólogos dicen que el diseño de algunas lanzas podría haber permitido a los neandertales cazar a distancia. Los humanos modernos parecen haber entrado en Europa solo con herramientas de hueso puntiagudas, pero poco después de su llegada comenzaron a hacer alisadores, proporcionando la primera evidencia posible de que los neandertales inventaron las herramientas de hueso especializadas y nos transmitieron sus conocimientos.

neandertales

Mito 4: Los neandertales se comunicaban a través de gruñidos

Gracias a la presencia y posición del hueso hioides, una estructura ósea ubicada en el cuello que soporta la raíz de la lengua, los neandertales fueron capaces de hablar de manera compleja. Este es el mismo hueso que permite a los humanos modernos vocalizar como nosotros. Por lo tanto, no solo gruñeron, aunque probablemente tampoco tenían vocabularios particularmente sofisticados.

humanos

Pueden tener el mismo hueso que los humanos, pero sonaban diferentes porque su constitución cambió el sonido de su voz. Les dio una voz más aguda y bastante alta.

Mito 5: Los Neandertales solo comían carne cruda

Los neandertales no tenían cepillos de dientes. Esto puede parecer un hecho obvio, pero es un golpe de suerte para los científicos de hoy. La falta de higiene dental prehistórica resultó en una mucosa dental que conmocionaría a su dentista, pero que también contiene una mina de oro de información.

El ADN presente en el cálculo dental neandertal de las muestras encontradas en la cueva Spy en Bélgica sugiere que estos tipos eran amantes de la carne y comían rinocerontes lanudos y ovejas salvajes.

Hace más de 80,000 años, los neandertales se alimentaban de mejillones, peces y otras especies marinas. La primera evidencia fue encontrada por un equipo internacional en la cueva de Figueira Brava en Portugal. Las capas excavadas datan de hace 86,000 a 106,000 años, el período en que los neandertales se establecieron en Europa. La obtención de alimentos del mar en ese momento solo se había atribuido a humanos modernos en África.

prehistoria