Maria Sibylla Merian: La exploradora que unió ciencia y arte

Maria Sibylla Merian, hoy conocida como la precursora de entomología moderna, fue una persona sobresaliente. No solo era una artista consumada, sino que también era una excelente naturalista y una audaz exploradora. Su pasión por la naturaleza, en especial los insectos, la llevó a registrar e ilustrar los ciclos de vida de 186 especies de insectos. Sus ilustraciones de plantas e insectos contribuyeron en el avance de la entomología a finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII.

entomología

Maria Sibylla Merian no tuvo una infancia fácil. Nació el 2 de abril de 1647 en Frankfurt am Main (Alemania), Alemania está en ruinas. Cuando su padre, un renombrado artista, muere en 1650, Merian posteriormente fue criada por su madre y su padrastro, el pintor Jacob Merrell, quien la animó estudiar pintura y dibujo.

"Recolecté todas las orugas que pude encontrar para observar su transformación", cuenta en Metamorphosis insectorum Surinamensium, trabajo enciclopédico y síntesis de todo su trabajo.

Surinam

En 1670, ella y su esposo se mudan a Nuremberg, donde Merian publica sus primeros libros ilustrados. En preparación para un catálogo de polillas, mariposas y otros insectos europeos, Merian recolectó, crió y observó insectos vivos, en lugar de trabajar con especímenes preservados.

metamorfosis

En 1685, Merian dejó Nuremberg y su esposo, de quien luego se divorció; ella y sus dos hijas se mudaron a la provincia holandesa de Frisia occidental. A la edad de 52 años, Merian y su hija más joven (Dorothea) se embarcaron a la holandesa Surinam, en América del Sur, para estudiar y registrar los insectos tropicales. Esta expedición, cuyo único propósito era aumentar el conocimiento de los seres vivos, no tenía precedentes en ese momento, especialmente porque la profesión estaba reservada solo para hombres.

insectos

En 1705, a pesar de su enfermedad, Merian publicó su Opus magnum, Metamorphosis Insectorum Surinamensium ("La metamorfosis de los insectos de Surinam"). Este hermoso libro está lleno de pinturas de plantas y animales de Surinam, especialmente de polillas y mariposas, así como escarabajos y arañas, e incluso pinturas de serpientes y lagartos. Muchas de estas especies tropicales eran desconocidas para los europeos en ese momento. El libro fue uno de los primeros relatos ilustrados de la historia natural de Surinam.

El año de la muerte de Merian, sus pinturas fueron compradas para Pedro I, zar de Rusia. Posteriormente, Dorothea Maria (su hija más joven) fue convocada a San Petersburgo, donde trabajó como ilustradora científica para el zar y se convirtió en la primera mujer en ser empleada por la Academia de Ciencias de Rusia. Johanna Helena (su primera hija), quien se mudó con su esposo a Surinam en 1711, también se convirtió en una artista destacada por derecho propio.

Maria Sibylla MerianMerian en un billete de 500 DM (método de pago oficial en Alemania desde 1948 hasta 2001 )