Etiquetas
La República Romana

La República Romana

A lo largo de medio milenio, Roma, una modesta y amenazada confederación de aldeas, se transformó en una ciudad poderosa que, sucesivamente, dominó su entorno, la península Itálica y toda la cuenca mediterránea, penetrando profundamente en el corazón de Europa y llegando a las islas Británicas. Durante este proceso, los romanos manifestaron sus dotes como soldados, organizadores y legisladores.

La Conquista del Lacio

En torno al año 1000 a.E.C., y después de los movimientos de pueblos ocasionados por la penetración indoeuropea y la introducción del hierro en el mundo mediterráneo, hallamos en lo que luego fue Roma, varias aldeas habitadas por una rama de aquella gran familia, los latinos, dedicados a la agricultura y la ganadería en unas condiciones precarias. Una de esas aldeas consiguió cierto poder al dominar un vado del río Tiber. Por intereses comerciales, y seguramente después de alunas luchas timbales, se llegó a una confederación de aldeas latinas, momento en que se sitúa la fundación de Roma, en el primer año del calendario romano, esto es, 753 a.E.C.

Los ciudadanos romanos se dividieron al comienzo en cuatro tribus. Otra división muy importante eran los comicios (comitia), asambleas votantes. La plebe (plebs) contaba con un tribuno, defensor de sus intereses frente a los patricios.

Arte EtruscoEl arte etrusco nos transmite la imagen de un asociedad próspera y refinada, influida por la Grecia arcaica.

Los primeros tiempos de la República

La Italia Central la dominaba por entonces un pueblo de cultura avanzada, los etruscos, organizados en ciudades Estado. Ellos, como potencia hegemónica, impusieron en Roma la monarquía. Los griegos del sur de Italia y Sicilia, rivales comerciales de los etruscos, instigaron la rebelión de los romanos, que depusieron al último rey etrusco en 510 a.E.C. y proclamaron la república. Ésta se organizó sobre un entramado muy complejo de instituciones representativas que reflejaban los orígenes familiares y tribales. Al frente del Estado estaban dos cónsules elegidos cada año, y la asamblea legislativa era el Senado. Al mismo tiempo, la sociedad aparecía dividida en patricios y plebeyos; estos últimos, en situación de inferioridad, acaso descendían de los primitivos pobladores del lugar. Hasta 400 a.E.C., la república se defendió de los pueblos vecinos, y acabó venciéndolos y asegurándose el control efectivo de un extenso territorio.

Inicio de la expansión Romana

Las tribus celtas venían ocupando desde hacía siglos grandes regiones de Europa Occidental. Uno de esos pueblos celtas, los galos, invadió Italia y saqueó Roma en 390 a.E.C. Los galos se retiraron con un importante botín, y la reacción de Roma fue lanzarse a la creación de un poder invencible y a una expansión imparable. Decididos, pues, a que su ciudad nunca más fuera invadida, pugnaron por llevar las fronterasa lo más lejos posible, e iniciaron así un imperialismo que sería consustancial a la proia a historia romana. Y la ciudad, en efecto, permaneció incólume durante 800 años. La expansión subsiguiente tuvo varias fases. Primero, se completó la conquista de la Italia peniinsular, con la incorporación de las ciudades griegas del sur (264 a.E.C.).

AcueductosEl genio de Roma pervive hoy en acueductos (aquí el Pont du Gard, Francia), puentes, calzadas, teatros...

El Dominio del Mediterráneo

En segundo lugar, se obtuvo el dominio del Mediterráneo Occidental, con la derrota de Cartago, próspera ciudad comercial del norte de África (actual Túnez), de origen fenicio, a lo largo de las tres guerras púnicas (264-146 a.E.C.). Los romanos se enfrentaron al general cartaginés Aníbal (183-147 a.E.C.), el cual llegóa amenazar Roma. Por último, la conquista del Mediterráneo Oriental logró la sumisión de todos los reinos helenísticos, excepto Egipto. El dominio de Oriente demostró a los romanos que las conquistas reportaban cuantiosas riquezas, de modo que el apoderarse de éstas acabó siendo un fin en sí mismo. Las guerras aportaban numerosos esclavos, lo que transformó todo el sistema productivo romano e introdujo cambios radicales en la sociedad, al acabar con las pequeñas explotaciones agrarias y crear una masa de gente ociosa que vivía a costa del Estado solo por tener la ciudadanía romana.

AnibalAníbal fue uno de los generales más notables de la Antigüedad. Pese a su audaz expedición a Italia, fue vencido por los romanos (202 a.E.C.).

Grecia: ¿Quién conquistó a quién?

Al margen de éxitos militares y ventajas económicas, el encuentro de Roma con la civilización helenística fue trascendental, y así lo expresan estos versos del poeta Horacio: "Grecia fue capturada, pero a su vez capturó a su feroz capturador, e introdujo las artes en el salvaje Lacio".

Senado RomanoEl Senado romano representado en el zócalo del obelisco de Teodosio, en el hipódromo de Constantinopla (actual Estambul, Turquía).

Según Theodor Mommsen, el Senado era para los romanos un cuerpo político de notables, preponderante en materia de legislación, de elección y de gobierno.

Leyenda y Arqueología coinciden

Por una vez, en efecto, la arqueología corrobora la antigüedad atribuida a Roma por la leyenda: el siglo VIII a.E.C. Según el mito, la fundación se debió a dos hermanos gemelos, Rómulo y Remo, hijos del dios Marte y de una mujer mortal. Arrojados al Tíber por el hermano de la madre, se salvaron milagrosamente y fueron amamantados por una loba. Esta se convirtió en emblema de Roma a partir del siglo VI a.E.C. Otra leyenda, elaborada mucho más tarde por razones de prestigio, e inmortalizada por el poeta Virgilio en la Eneida, atribuye la fundación a Eneas, un príncipe que logró escapar a la destrucción de Troya por los griegos.

Loba CapitolinaLa loba capitolina, de origen etrusco. Rómulo y Remo fueron añadidos durante el Renacimiento.